¿QUÉ ES EL TALLER DEL PERDÓN?

Si estás aquí, hay algo en tu interior que está buscando soltar, liberarte. Te invito a seguir leyendo y escuchar si te resuena.

¿ES EL TALLER DEL PERDÓN PARA MÍ?

La vida es un regalo maravilloso, aunque a veces duele como un demonio. Muchas experiencias de la vida te dañan el alma y producen un dolor inmenso, íntimo, desgarrador, que no puedes poner en palabras. No estás enfermo, pero no estás bien.

Puede ser que hayas buscado ya algunas formas de huir de ese dolor; beber o tomar drogas, trabajar hasta el agotamiento, perseguir emociones fuertes a través del juego, el sexo, actividades de riesgo…sólo para darte cuenta que “eso” sigue ahí.

Hay dolores tan íntimos y profundos para los que piensas que no existe curación, y menos para ti. Tal vez has estado buscando en el lugar equivocado.

Si sientes que

algo en ti necesita ser sanado, este taller es para ti.

Si sientes que

tu alma está dañada, este taller es para ti.

Si sientes que

necesitas hacer un esfuerzo cada día para continuar tu vida, este taller es para ti.

Si sientes que

la vida te pesa por los errores cometidos, este taller es para ti.

¿tiene sentido para mi familia?

Sí. El amor desordenado, daña a la familia. No tener tu propio lugar en tu familia o sentirte lejos de ella por formas difíciles de relación, genera una gran trsiteza e infelicidad. Si crees que esto puede tener sentido para tu familia, te animamos a participar con ellos en este taller.

Nadie queda indiferente.

ESTE TALLER NO ES PARA TI, SI…

s

Estás buscando

un plan entretenido de fin de semana.

s

Quieres la última técnica de pensamiento positivo

que resuelva con rapidez todas tus dificultades.

s

Eres de los que toman notas

y no te atreves a experimentar y darlo todo.

s

Crees que dejar pasar el tiempo

ya resuelve las cosas.

¿QuÉ puedes esperar?

El seminario transita, en un proceso de descubrimiento, por las diferentes heridas que tenemos como personas para que podamos identificarlas, reconocerlas y finalmente sanarlas gracias al amor de Dios.

Todo el proceso es facilitado a través de reflexiones, ejercicios, experiencias que acompañan de una forma, a transitar lugares internos que quizá han estado poco accesibles.

Cientos de personas han encontrado en el Taller del Perdón una camino de sanación personal y de reconexión con el Padre, a la vez que han descubierto o redescubierto un íntimo sentido de propósito.

Perdonar no es renunciar, no es tirar la toalla, no es consentir… Perdonar no es olvidar, es aprender a entender que no estamos obligados a facilitar una reconciliación, sino a aceptar lo sucedido sin sentirnos “débiles” por dar ese paso.

Perdonar es comprender, es empatizar, es pensar qué serías tú en las circunstancias vitales del otro, cómo habría sido tu camino si lo hubieras recorrido con sus zapatos.

Perdonar es abandonar el rol de víctima, ese papel que nos consuela en momentos de desesperación pero que nos impide avanzar. Perdonar es liberarnos de muchas cargas que no merecemos llevar de por vida.

Porque el perdón es también una forma de desapego. Y requiere valentía para dejar a un lado ese rencor que carcome y del que somos cautivos, para aceptar lo sucedido y permitirnos avanzar.

Estás a un clic del perdón! Ven a uno de nuestros próximos talleres.

Testimonio

Carolina Covarrubias

Una gran oportunidad que Dios me ha dado.

Yo recomiendo mucho este taller porque creo que todos llevamos heridas pequeñas o grandes y es muy necesario sanar para tener una vida equilibrada y no dañar a otras personas.

En este fin de semana encontré esa oportunidad de escuchar la voz de Dios, cómo tocaba mi puerta para sanar esas heridas.

Que Dios les bendiga.

Taller de Santa Mónica